La Energía de las Piedras

Aprende a utilizar la energía de las piedras

Ejercicio 5. Programar la piedra con un fin concreto.

  • Dificultad: Media/Alta. (Requiere conocimiento previo sobre manejo de energías y visualización, así como tener controlados los ejercicios anteriores).
  • Necesitarás: Una piedra. Consulta el siguiente apartado para buscar el fin que te propones y las piedras idóneas: Guia rápida de las propiedades de las piedras.
  • Tiempo: De 10 a 30 minutos. Cada vez te costará menos.

Siempre que compramos una piedra vemos sus cualidades y las llevamos encima para que su energía nos ayude. Como mucho la limpiamos y purificamos. Pero nunca tenemos en cuenta lo siguiente:

Si, por ejemplo, deseamos aumentar nuestra creatividad, decimos, bueno miro la lista y digo, anda, voy a llevar encima siempre una turquesa, así será suficiente. La limpiamos y la metemos en una bolsita para llevarla con nosotros. Vale, así lo unico que conseguiremos es que el bolso o la mochila nos pese el doble. La piedra tiene su energía y tu la tuya, si no trabajas para que vuestras energías se sintonicen NUNCA NOS AYUDARÁ, es imposible, porque inconscientemente estaremos rechazando sus energías. ¿Y si la queremos con un fin concreto? Pues más dificil aun. Cierto que hay piedras como el ámbar que aumentanm el poder de los rituales si las colocamos en el altar, estas tan sólo hay que limpiarlas, o que ayudan a relajarnos por su efecto “sedante” como la amatista. Pero si queremos que la energía de la turquesa (por ejemplo) sintonice con nosotros para que nos ayude creativamente, deberíamos hacer el siguiente ejercicio:

Primero deberemos tener en cuenta que queremos atraer a nuestra vida, así que vemos la lista de las diferentes cualidades y, antes de elegir una en concreto, leemos atentamente o nos informamos de como actúan esas cualidades y así elegiremos aquella que más sintonice con nosotros mismos. Las piedras de la creatividad (por seguir con el ejemplo), pueden actuar en general, o ser mas apropiadas para escritores, bailarines, pintores o escultores. Así que deberemos prestar mucha atención a  esto.

Preparamos el espacio ritual (ya que esto es un ejercicio pero a la vez es un rito). Podemos elegir una vela de un color apropiado para el fin que queremos conseguir y un incienso determinado que comulgue con este fin.

Enciende la vela y el incienso (si es que hemos decidido usarlo), colocate en posición cómoda y coge la piedra con tu mano izquierda poniendo la derecha sobre él. Concentrate, siente su energía y empieza a visualizar lo que quieres exactamente, mandando toda esa energía a la piedra. Visualiza como si ya hubieses conseguido ese objetivo, como si estuvieses viendo una escena del futuro en la que la energía con la que has programado la piedra ya ha hecho efecto, nunca mandes señales o pensamientos de me gustaria tal, o desearia tal, sino de tengo tal o estoy feliz porque he conseguido tal. Si te es difícil visualizar (ya que es una tarea complicada), haz afirmaciones con la voz, siempre en presente y como si lo hubieras conseguido, por ejemplo, siguiendo con el ejemplo de la creatividad, di: “Tengo la creatividad para crear mis obras” o bien “Soy creativo y esto me hace muy feliz”. Nunca digas: “Me gustaría tener la creatividad para crear mis obras” o, “Seré creativo y esto me hará muy feliz”, repito NUNCA.

No dejes de enviar esa energía a la piedra. Mantente así como un mínimo de 10 minutos. Cuando acabes, deja la piedra al lado de la vela y el incienso hasta que estos se consuman (si los has usado) y despues lleva la piedra siempre contigo.

Su energía ya estará programada para ayudarte en tu empresa.

Anuncios

septiembre 27, 2009 Posted by | 4. EJERCICIOS. | 15 comentarios

Ejercicio 4. Sentir la energía e intercambiarla con la piedra a distancia.

  • Dificultad:Alta/muy Alta. (Se precisa ya un trabajo previo de manejo de energías. Si sabemos ver auras este ejercicio nos será mas sencillo).
  • Necesitarás: Una piedra. Si quieres alguna con un fin específico puedes consultar el apartado: Guia rápida de las propiedades de las piedras.
  • Tiempo: De 10 a 30 minutos. Conviene practicarlo al menos 5 días por semana y cada semana con una piedra en concreto.

Lo que trata este ejercicio es sentir las energías de las piedras a distancia. Para ello nos sentamos de forma comoda y  delante de nosotros, como mucho a medio metro, situamos la piedra. Nos quedamos mirandola un rato y nos concentramos en ella, sin dejar que nos interrumpa nada de al rededor. Si sabemos ver auras, intentamos visualizar la de la piedra.

Hay que empezar dando energía a la piedra a distancia, hasta que no consigamos esto (que seguramente no será el primer día), no es conveniente seguir adelante. Enviamos energía, y recibimos su energía, creando un circulo. Es conveniente que nos centremos en uno de nuestros chakras para ello, que actue de canal. Hay gente que hace esto mediante el uso de las manos, pero para este ejercicio no lo vamos a hacer. En el momento que hemos conseguido que haya intercambio, y no antes, podremos intentar absorver su energia.

Ahora tendremos que absorver la energhía de la piedra sin enviar tu energía, usarla para recargarnos a nosotros mismos y enviarla a un chakra específico. Si estamos trabajando con algo en concreto, nos informaremos de la piedra más adecuada para ello y el chakra correspondiente. Practica visualiando esto todas las veces que haga falta, al principio será muy complicado, no desespereis, o puede incluso que creamos haberlo conseguido, pero cuando lo consigamos de verdad direis, mierda, sino lo habia conseguido antes.

Cuando cojamos practica con este ejercicio podremos atraer la energía de la piedra en un instante, simplemente teniendo la voluntad de hacerlo. ¿Por que es útil este ejercicio? Porque normalmente llevamos las piedras en la mochila o el bolso, no siempre en contacto con nosotros. Así, cuando tengamos dominado este ejercicio (con una piedra, ya que cada una es diferente), podremos llevarla en el bolso con nosotros y, cuando necesitamo un chute de su energía, tan solo tendremos que visualizar como nos la da.

Con el tiempo la piedra mermará sus energías, pero siempre podremos purificarla y recargarla con la luna llena. Así que conviene que todos los meses dejemos las piedras en un recipiente con agua y sal a la luz de la luna llena una noche para que se limpie y, a la siguiente noche, la dejemos a la interperie para que se recargue con la energía de la luna llena y con los primeros rayos de sol del amanecer.
Lo complicado de este ehjercicio será solo al principio, cuando tengamos practica esto será pan comido.

septiembre 25, 2009 Posted by | 4. EJERCICIOS. | Deja un comentario

Ejercicio 3. Sentir la energía e intercambiarla con la piedra.

  • Dificultad: Bajo/medio.
  • Necesitarás: Una piedra. Si quieres alguna con un fín en concreto puedes consultar el apartado: Guia rápida de las propiedades de las piedras.
  • Tiempo: De 5 a 15 minutos. Conviene practicarlo al menos 5 días por semana y cada semana con una piedra en concreto.

Nos colocamos en una posición que nos resulte cómoda, por ejemplo tumbados, de pie, setados en el suelo, en una silla… cogemos la piedra con la mano derecha diestros, izquierda zurdos. Nos concentramos y tomamos consciencia de nosotros mismos. Tomamos consciencia de la piedra que tenemos en la mano, primero de forma física mediante el tacto, luego la fuerza que ejerce en nuestra extremidad. Ahora viene la parte dificil, empezar a sentir la energía de nuestro alrededor, absorverla, y mandarla por el cuerpo hacia la mano donde tenemos la piedra. Podemos hacer el ejercicio de la llama cardiaca, pero en lugar de mandar la energía que absorvemos hacia el corazón, mandarla a la mano en la que sostenemos la piedra y entregarsela a la misma. Empezaremos a sentir en la mano como la piedra pesa más de lo normal, como se calienta, como vibra o quien sabe que (ya me contareis). No os preocupeis, se debe a que le estamos insuflando energía por un lado y, por otro, a que estamos tomando consciencia de que tenemos la piedra en la mano.
Una vez logrado esto invertimos el proceso, hacemos que la energía de la piedra pase a nosotros. Sentimos como esta va desde nuestra mano al resto del cuerpo, como nos recorre el mismo y nos quedamos con las sensaciones que nos produce.

Ahora, para finalizar hacemos los dos procesos, absorvemos la energía de la tierra y el universelo para darselo a la piedra y la piedra nos devuelve su energía, en un constante intercambio, hasta que creamos que ya es necesario. Habremos forjado un vinculo muy fuerte con la piedra.

Al principio es normal que este proceso nos cueste bastante, pero con la practica, cuando aprendamos a comunicarnos con la piedra, este proceso será muy sencillo y conseguirá que forjemos lazos muy extrechos con la piedra.

septiembre 20, 2009 Posted by | 4. EJERCICIOS. | Deja un comentario

Ejercicio 2: La llama cardiaca.

– Dificultad: Principiante/media (ya que tendremos que haber trabajado con la visualización).

– Duración: de 5 a 15 min como mucho.

– Periocidad: Cuando necesitemos energía o antes de cada ritual.

Nos sentamos o tumbamos en una postura cómoda, con la espalda recta. Nos relajamos y nos centramos en nuestro chraka del corazón. Visualizamos una llama azul en el, pequeña llama. Nos concentramos en ella y vamos alimentandola (con el fin de avivar el fuego), con sentimientos positivos y de amor. Vemos como la llama se hace cada vez más grande. Inhalamos aire y vemos como este alimenta la llama, inhalamos y exalamos aire tres veces.
Ahora, cuando inhalamos, sentimos como inhalamos energía de la misma tierra, como esta se mete por nuestros orificios nasales y va a parar a la llama cardica, alimentanmdola y haciendola más grande, cuando exalamos sentimos como la energía se distribuye por todo el cuerpo antes de salir al exterior. Repetimos este proceso varias veces.

Ahora visualizamos como cuando inhalamos la energía proviene de la boveda celeste. Seguimos el mismo proceso, pero esta vez la energía que inhalamos proviene del cielo, no de la tierra. Sentimos como esta energía también hace crecer nuestra llama cardica, como alimenta ese fuego, haciendo crecer más aún. Al exhalar sentimos tambien como esta energía recorre el cuerpo y es expulsada de nuevo a donde proviene. Lo repetimos varias veces.

Por último, inhalamos de nuevo, pero esta vez la energía la tomamos tanto de la tierra como del cielo, convirtiendo nuestro cuerpo en un canal entre ambas energías y alimentado y avivando muchisimo nuestra llama cardiaca. Al exhalar esta energía se distribuye por todo nuestro cuerpo, va llenando todos los chakras y es devuelta de nuevo a la tierra. Lo repetimos varias veces.

Cuando hayamos terminado, tomamos consciencia de nosotros mismos y ay está, estamos repletos de energía de nuevo.

Con la practica vereis que este ejercicio sale solo. Notaremos siempre la llama encendida y cuando se esté apagando tan sólo necesitaremos repetir el ejercecio. Además este ejercicio es interesante que lo conozcamos, pues más adelante lo usaremos para ejercicios concretos con piedras.

septiembre 17, 2009 Posted by | 4. EJERCICIOS. | Deja un comentario

Ejercicio 1. Programación y personificación de una piedra.

Como ya se ha dicho en ocasiones anteriores, las piedras son fuentes energéticas, lo que les convierte en “seres vivos”. Por ello, las piedras, serían amigos, nunca posesiones, eso las convertiría en esclavas, y nunca podríamos usarlas para nuestros propósitos.

Lo importante es comunicarte con ella, hablar, solicitar su ayuda, plantearle tus intenciones. Esto no tenemos que hacerlo con todas las piedras que encontremos por el camino o que nos encontremos, sino tan sólo con aquellas que nos puedan servir para un fin específico en un momento determinado.

¿Cómo se hace esto?

Es muy sencillo. Nos preparamos para meditar. Cogemos la piedra y nos la situamos en el tercer ojo o en nuestra mano de poder (derecha para los diestros, izquierda para los zurdos). Apreciamos la piedra, la sentimos primero físicamente, notando que está ahí, para luego sentir la fuerza que ejerce sobre nosotros, hacemos que nuestra energía fluya hacia ella, y empezamos a “comunicarnos” con ella, esperando que esta, a su vez, nos devuelva energía.  En este momento, estamos conectada con la piedra, esta dispuesta a ayudarnos.

Ahora que hemos hecho esto no debemos guardar la piedra en un lugar oscuro y olvidarnos de ella, nunca debemos hacer eso, su energía menguaría muchísimo. Es conveniente llevarla siempre encima, ponerla en nuestro altar, o en una estantería para que su energía irradie.

Para personalizarla es muy sencillo el proceso. Basta con llevarla siempre encima, como he dicho antes, dormir con ella debajo de la almohada, usarla en nuestros rituales y/o usarla en nuestras meditaciones, así absorberá nuestra energía y será, no una piedra que va con nosotros, sino, una piedra que es parte de nosotros mismos, pero eso tiempo al tiempo, en dos días no podemos conseguir muchos progresos, pero con trabajo asiduo (que no digo duro, aunque también puede ser), todo esto lo controlaremos muy fácilmente.

Ahora toca el momento de hablar con la piedra. ¿Cómo hacemos esto? La cogemos con nuestra mano receptiva. Sentimos su energía y dejamos que nos cuente. ¿Su energía es cálida? ¿Quizás fría? ¿Masculina o femenina? ¿Nos sugiere alguna cosa?

Dejamos que las imágenes vayan surgiendo en nuestra mente, que nos cuente su historia, de donde viene, que nos cuente sus propiedades, su tipo de energía, si es de fuego, de tierra, de agua, de aire, si es una piedra de akhasa (el quinto elemento, el espíritu). Todo lo que te quiera revelar o seamos capaces de “ver”. Cuanto más practica tengamos con este ejercicio más sencillo nos será descubrir cosas. No nos deprimamos si al principio no conseguimos nada. Es normal, pero granito a granito se hace un castillo, así que recordarlo, aunque nuestros primeros intentos sean inútiles aparentemente, no será así, pues serán la base de algo muy grande, ya vereis.

septiembre 16, 2009 Posted by | 4. EJERCICIOS. | 7 comentarios